Valencia es una ciudad abierta y en la que puedes encontrar planes para todas las edades y gustos. No importa en la época del año que vengas, el clima siempre te acompañará y la ciudad te dará opciones suficientes para que disfrutes al cien por cien. Aquí te proponemos algunas de las actividades que puedes hacer a lo largo del año para descubrir tu nueva ciudad:

Enero

Puedes empezar el año disfrutando de los dulces navideños más típicos como la «casca» o el «roscón«. No puedes perderte la cabalgata de Reyes que recorre el centro ni los diferentes mercadillos navideños repartidos por la ciudad.

Febrero

Febrero es el mes de Carnaval y en nuestra ciudad no podía faltar un lugar donde celebrarlo, hay donde escoger: en el barrio de Russafa o en el de Benimaclet las calles se llenan de color, música y buen ambiente.

Marzo

Durante el mes de marzo la ciudad cambia, todo gira alrededor de la mejor fiesta valenciana: las Fallas. Desde el día 1 hasta el 19 deja que la música, los petardos y los colores vivos de la seda formen parte de tu vida.

Abril

La primavera llega a la ciudad y el olor a «panquemado» de los hornos nos recuerda que ya es Semana Santa. No te olvides de pasarte por el barrio del Cabanyal, un lugar con encanto y mucha historia, para conocer la Semana Santa Marinera. Además, en el cauce del río y en Viveros empiezan las ferias, donde la gente se reúne para comer, beber y bailar. Hay para todos los gustos y durante todo el año: la feria de abril, la del vino, la alternativa, la del libro, etc.

Mayo

Mayo es un mes para aprovechar y hacer muchos planes al aire libre. Te proponemos descubrir la ciudad en bici y pasear por todos los jardines y parques que tiene la ciudad: los Viveros, el jardín de Monfort, el Botánico (¡al lado de la academia!), el de Ayora, el de Capçalera, el nuevo parque central o incluso la huerta hasta llegar a Alboraia.

Junio

Junio puede ser un buen mes para descubrir una de las fiestas más antiguas de Valencia (¡desde 1355!), es la del Corpus. Acércate a la Casa de les Roques y deja que te expliquen quiénes son la Moma, los Gigantes, los Cabezudos y los personajes de las Roques. Durante unos días saldrán a la calle para revivir una fiesta con influencia medieval llena de ritos y danzas.

Julio

El calendario reserva para verano los festejos de la Feria de Julio, conocida también como la Gran Feria de Valencia. Este evento acoge una variedad de actividades por toda la ciudad: los conciertos en los Jardines de Viveros, la feria de atracciones en el cauce del río, degustaciones gastronómicas, mercados ambulantes o la curiosa Batalla de las Flores en el paseo de la Alameda a final de mes.

Agosto

Agosto es el mes de la playa. Cógete un vaso de horchata en alguna de las históricas horchaterías del centro (Santa Catalina, el Collado o los carritos de Món Orxata) y a la playa. Puedes disfrutar de las que tenemos en la ciudad como las Arenas, la Malvarrosa o la Patacona. Y si tienes coches aprovecha para visitar las playas del Saler o de la Devesa.

Septiembre

Septiembre es un buen mes para las escapadas, en los alrededores de la ciudad tienes excursiones desde el mar hasta la montaña. El castillo de Xàtiva, los viñedos de Requena y Utiel, el monasterio del Puig, los silos de Burjassot, el museo de cerámica de Manises o el puerto de Catarroja y los arrozales de la Albufera.

Octubre

En octubre, concretamente el 9, celebramos la última gran fiesta valenciana. Ese día es Sant Dionís, un buen momento para saborear mazapanes en forma de frutas y verduras de la huerta. Tradicionalmente iban envueltos en un pañuelo y se obsequiaban al enamorado. Estés o no estés enamorado, ¡date un capricho!

Noviembre

Valencia es una ciudad con una historia que contar, por eso, este mes toca descubrirla a través del gran abanico de museos y monumentos que ofrece. Sube a las Torres de Serranos o al Micalet y divisa la ciudad a tus pies: la Llotja, el Mercat Central, el palacio de la Generalitat, las Torres de Quart, los campanarios, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, etc.

Diciembre

¿Has probado una buena paella? ¿O quizá prefieres el tradicional almuerzo? Esta vez te proponemos una ruta por los mercados de Valencia para descubrir una gastronomía antigua y mediterránea, extensa y variada, rica de contrastes que te enamorarán. ¿Empezamos por el mercado de Rojas Clemente? Lo tenemos al lado.

Estudia español y/o las PCE en La llibreta.

 

Top