Nuestro profesor de historia Nacho Vitacca estuvo en las reuniones de coordinación de las PAU 2019. En este artículo os informamos de la información más importante para superar el examen de historia de las Pruebas de Acceso a la Universidad con muy buena nota.

 

  • El esquema del examen continúa siendo el mismo: 4 preguntas, núcleos temáticos, fuentes a comentar, etc.
  • Continúa el mismo temario: la historia contemporánea de España (finales del reinado de Carlos IV hasta la democracia).
  • Podremos elegir entre dos opciones, si bien solemos tener un tema concreto para cada siglo (XIX y XX) no podemos confiarnos:
    • Puede salir un tema ‘visagra’ que abarque los dos siglos (la Restauración) → Es un tema recurrente.
    • Tenemos temas del XXI → Rara vez saldrá.
    • Puede salir también un tema de amplio espectro (evolución económica de todo un siglo) → Insisten desde la coordinación que no es su opción preferente, pero hay precedentes.
  • Las fuentes a tratar, comentar y analizar pueden ser escritas o de cualquier otro tipo (esquemas, gráficos, imágenes, etc). Pero en la reunión de coordinación aseguran que sería muy raro que no fuese una fuente escrita.
  • Las fuentes escritas pueden ser primarias (preferiblemente) o secundarias (rara vez).
  • Como venía siendo usual, a la hora de tratar las fuentes se ha de detallar sus características y poner en valor -siempre que fuese necesario- la autoría. Con todo, lamentablemente, en la reunión de coordinación se reconoce que los instrumentos de calificación de los correctores no son excesivamente precisos, y que según el corrector/a pueden pedir más o menos detalles. Nosotros, con tal de asegurarnos, estableceríamos sucintamente:
    • Qué tipo de fuente es: escrita, gráfica, estadística, etc.
    • Qué origen tiene: primaria, secundaria, etc.
    • Qué contenido tiene: político, jurídico, etc.
    • Cuestiones del autor: persona (político, militar, periodista, intelectual, etc.), institución (política, jurídica, internacional, etc.)
    • Su finalidad
    • Su destinatario: público o privado; un individuo, un colectivo en concreto, toda la población; etc.
  • El tratamiento a las dos fuentes, presumiblemente escritas, ha de venir precedido de una lectura crítica, madura y en profundidad. Integrando referencias a ambas, lo más comparativamente posible, dentro de nuestro propio comentario (es decir, huir de comentar la fuente 1 y después la fuente 2, sin apenas compararlas o interconectarlas).
  • Es importante no hacer faltas de ortografía. Si bien ocurre como en lo referido a las características de las fuentes: no existe un criterio establecido sobre cuánto resta o a partir de qué número de faltas puede comenzar a descontar.
  • La narración y la exposición de ideas tiene que ser ordenada, cohesionada, coherente, clara y madura.
  • Es importante una buena presentación del escrito.
Top