La filosofía es una asignatura que comienza a estudiarse en el bachillerato y suele suscitar o bien un gran interés o, por el contrario, rechazo. Cuando no es de agrado suele ser porque los estudiantes no entienden bien la materia puesto que es muy compleja y se requiere de tiempo y paciencia para estudiarla con éxito. Aquí os indicaremos cómo estudiar la material de filosofía para la PAU de manera más efectiva.

TÉCNICAS DE ESTUDIO

Dado que cada persona tiene una manera diferente de estudiar, cuando te enfrentes a un examen de esta materia te proponemos distintas técnicas de estudio para que puedas escoger la que mejor se adapte a tus capacidades y tu forma de aprendizaje:

No dejes el estudio para el último momento: acabamos de decir algo obvio, pero si lo dejas para el último momento, lo más probable es que no seas capaz de asimilar los contenidos correctamente y el aprendizaje será poco significativo.

Divide el temario en función del tiempo: “Los grandes viajes empiezan con un paso”, en la aventura del pensamiento no es una excepción. Intenta dividir los temas en apartados pequeños y estúdialos poco a poco, para luego tener una idea global.

Estudia comprensivamente: esto sucede mucho en las asignaturas de letras, no hay que memorizarlo todo, hay que estudiar con comprensión. Imagina que eres un periodista y tienes que entrevistar a un filósofo. Esfuérzate por comprender las ideas más importantes del autor y hazte preguntas: “¿En qué época le tocó vivir? ¿De qué manera me está influyendo? ¿Cuál es su tesis principal?”.

Prepárate un contexto para cada autor: No se trata de leer la biografía de un autor y memorizar los datos. Se trata de intentar rescatar los elementos que nos ayuda a entender la filosofía, el por qué trataba los temas qué trataba y por qué pensaba de esa forma…

Haz un listado de conceptos clave: La noción de “idea” en Hume no tiene nada que ver con Platón, por ejemplo, aunque la palabra sea la misma el significado es distinto. Es necesario tener un listado de los términos más relevantes.

RECOMENDACIONES

Si sientes agobio: Esto nos sucede en cualquier materia que estemos estudiando. Deja el estudio un rato y despéjate para asimilar a la vuelta los contenidos.

Preguntas previas a las redacciones: Este punto suele ser el más complejo para aquellos que empiezan a estudiar filosofía. Cuando te encuentres en el examen, te recomendamos que no empieces a redactar de inmediato. Primero lee con atención: de qué habla el texto, mira la terminología del texto, identifica la estructura del texto (separa la idea central de las secundarias y ponla en relación), observa si la conclusión del texto se sirve de las premisas.

Esquema para hacer un comentario: Prepara un breve resumen con la idea más importante del texto sin parafrasear el comentario; alusión al contexto del autor, es decir, no es recopilar datos sueltos sino acercarnos al ambiente histórico del texto expuesto; comentar y criticar, un comentario crítico no significa dar tu opinión personal o contar si te ha gustado o no el texto leído (este es el error más habitual), lo que se busca es que respondas a preguntas como: ¿Qué aporta el texto a la historia del pensamiento?, ¿Son convincentes sus argumentos?, ¿Existen incoherencias?, ¿Qué repercusiones históricas tendrá?, ¿El texto será válido para el mundo actual?, ¿Qué piensan otros autores filosóficos…?”

Valoración crítica y personal: Este punto se ha de realizar de forma prudente, pensad en lo siguiente: los textos clásicos han abordado problemas que nos han preocupado durante siglos, así que sería raro que con una lectura rápida os consideréis preparados para dar una respuesta definitiva. Cuando se habla de valoración nos referimos a que te puedes decantar por algunas soluciones antes que otras: advertir incoherencias o mostrar preferencias por algunos autores y corrientes antes que por otros.

OTRAS HERRAMIENTAS

Estos no son los únicos recursos que puedes emplear para estudiar filosofía, también te pueden servir otras herramientas como:

  • Cuestionarios sobre los autores. Hay muchas páginas web que sirven de apoyo para que comprobéis los conocimientos.
  • Ejercicios interactivos: actividades online con crucigramas, redacciones, preguntas a desarrollar, de todos los autores filosóficos.
  • Web con vídeos: por ejemplo, la Asociación de Profesores de Filosofía de Madrid tiene materiales didácticos como vídeos sobre reflexiones morales y filosóficos. Tiene también una recopilación de otros sitios web para consultar.
  • Novelas de temática filosófica: No solo podemos estudiar esta materia con los libros de sus autores, también encontramos narrativas que pueden ayudarnos a desarrollarnos en esta área (“El mundo de Sofía”, “Desconocidos”, “Utopía” …)
  • Cine de temática filosófica: al igual que ocurre con las novelas, nos encontramos con abundantes películas donde podemos aprender filosofía (“Origen”, “Matrix”, “Ágora” …)

Además, si necesitas ayuda para prepararte la asignatura de filosofía, ofrecemos clases de preparación y clases particulares, contáctanos y te ayudaremos encantadas 🙂

Prepárate en La llibreta

Apúntate a cualquiera de nuestros cursos para preparar la PAU, PAU+25, PCE o PAGS. También ofrecemos clases de repaso escolar. Podrás disfrutar de nuestras clases en formato presencial u online.

Top
Garantía de
calidad
Excelente
4,9/5
Profesores altamente cualificados y experimentados