Muchos de nuestros estudiantes consideran que la expresión escrita es la parte más difícil de un examen de inglés.

Sigue esta lista de consejos para ganar confianza y aumentar tu probabilidad de éxito a la hora de escribir tu redacción.

1.Controla tu tiempo de manera efectiva.

Deberías emplearlo de la siguiente manera:
Planificar – 10 minutos
Escritura – 30 minutos
Revisión – 5 minutos

2. Elige el tipo de redacción.

Lee la tarea y asegúrate de que entiendes la pregunta e identifica el tipo de escrito que se te pide. ¿Es un escrito de opinión, descriptivo o del tipo “a favor o en contra”?

3. Haz una lluvia de ideas sobre el tema en cuestión.

Muchos estudiantes odian esta parte y creen que es una pérdida de tiempo, pero no organizar tus ideas y pensamientos antes de escribir tu ensayo puede acabar siendo una muy mala decisión. Debes pensar sobre qué tienes que escribir, qué quieres escribir o cómo quieres escribirlo antes de empezar a hacerlo.

4. Crea estructura a tu escrito.

Necesitas planificar tus párrafos y contenidos. Asegúrate que en el cuerpo del texto tienes una idea clara para cada párrafo. Recuerda, tu escrito está compuesto por:

  • Introducción (2 / 3 líneas)
  • Cuerpo ( 2 / 3 párrafos)
  • Conclusión ( 2 /3 líneas)

5. Céntrate en lo que se pide

Hay muchos estudiantes que, en lugar de contestar adecuadamente a lo que se pregunta, hablan sobre algo relacionado (de alguna forma) con el tema. Es tentador y puede que te sientas más cómodo y seguro al hacerlo y, al final, acabes escribiendo un gran texto pero, como no te has centrado realmente en lo que te preguntan, lo más seguro es que te penalicen.

6. No empieces con la introducción, mejor primero el cuerpo de texto.

La introducción es donde algunos estudiantes se atascan más por lo que, para evitar que te pase, crea la introducción después. De esta manera, serás capaz de dar forma a tus ideas y pensamientos y, después, volver e integrar las ideas principales en tu introducción.

7. Empieza cada párrafo con una frase principal.

Con ella se identifica la idea principal del párrafo. 

8. Apoya tus ideas con ejemplos y detalles.

Una vez que tienes tu frase principal, el resto del párrafo necesita centrarse en ejemplo(s) y detalle(s) que respalden esa idea principal.

9. Revisa.

Presta atención a tus errores típicos y revisa la gramática, ortografía, estilo y conectores. Evita repeticiones usando sinónimos.

 

Puedes leer este mismo artículo en inglés aquí.
Top
Garantía de
calidad
Excelente
4,9/5
Profesores altamente cualificados y experimentados