El actor y filósofo Bruce Lee decía: “La concentración es la raíz de todas las capacidades del hombre”.
Es innegable que el ritmo de vida frenético que nos viene impuesto por la sociedad del cambio nos dispersa y nos precipita tanto en nuestras tareas profesionales como personales.
Como todos sabemos, el tiempo es oro y para sacar el máximo rendimiento al tiempo, tu mejor aliada es una buena concentración. Explotar esta capacidad te ayudará a mejorar tu memoria, agilizará tu mente y te hará ser más resolutivo, así como preciso, ante los problemas que se te presenten.
Para alcanzar la deseada concentración hemos recopilado algunas de las estrategias que creemos podrán facilitarte la tarea de focalización.

DESCANSO

Quizá hayas escuchado alguna vez aquello de “lección dormida, lección aprendida”. Y es que el descanso es fundamental para nuestro cuerpo y mente. Un mal descanso acarrea desequilibrios emocionales y funciona como imán para los pensamientos negativos. Además, son muchos los estudios, como por ejemplo el del científico Andrew Fuligni, los que demuestran lo contraproducente que resulta la falta de sueño para el estudio:
“La reducción de las horas de sueño explica el aumento de los problemas académicos que se producen los días posteriores a los estudios. A pesar de que las horas de estudio adicional por las noches puedan parecer necesarias, esto tiene un coste”

ACTIVIDAD FÍSICA Y MEDITACIÓN

Son muchos ya los estudios neurocientíficos que avalan el sinfín de bondades que produce el ejercicio físico sobre nuestro cuerpo. La práctica constante de deporte es capaz de modificar el entorno químico y neuronal que favorece el aprendizaje. Así que la famosa cita romana mens sana in corpore sano ahora ya es una realidad acuñada científicamente.
Por otro lado, la meditación logrará que tomes conciencia de tu cuerpo y de tu mente, además, despejará de tu cabeza todo lo accesorio. Solo te tomará 10 o 20 minutos al día, pero los beneficios que notarás serán innumerables.

JUEGOS QUE FAVORECEN LA CONCENTRACIÓN

De sobra son conocidos los efectos beneficiosos que aporta a nuestro cerebro el juego del ajedrez, y tanto es así que en Europa se usa como tratamiento para el trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) infantil. El ajedrez mejora la concentración, favorece la previsión, la organización y disminuye las tendencias a la distracción.
Pero si el ajedrez no es lo tuyo, no te preocupes. Hay un gran número de prácticas que te pueden ayudar en tu entrenamiento. Por ejemplo, hacer sudokus, las damas, el Scrable y diferentes y variados videojuegos que ayudan a desarrollar tu actividad mental.

UN ESPACIO ADECUADO

Un espacio de trabajo inadecuado es una de las principales causas de la pérdida de concentración. Un lugar ruidoso o con poca luz no ayudará a tu mente a estar donde debe estar. Intenta que la temperatura y la ventilación sean las adecuadas y procura que la mesa y la silla sean las más adecuadas a tu estatura y características. La comodidad es básica para mantener tu atención. Evita un espacio lleno de distracciones. Apaga tu móvil y desconecta de las redes sociales.

MÚSICA

Muchas son las personas que eligen acompañar el estudio de música para generar un ambiente más propicio y disfrutar algo más del estudio. El género musical más recomendado es el de la música instrumental, y sin duda el más popular a la hora de focalizar nuestra mente es el de la música clásica. Pero, aunque son muchos los que prefieren una melodía de fondo, últimamente muchos son los estudios que recomiendan que la música esté presente antes del estudio para preparar nuestra mente para el esfuerzo, ya que durante el estudio el mejor acompañamiento posible es el silencio.

ORDEN

La planificación de tus tareas es básica para preparar el camino a tu mente hacia una buena concentración. Nuestro éxito depende en gran medida de la buena distribución de nuestras tareas de acuerdo con el tiempo del que disponemos. Recuerda que el caos es tu gran enemigo a la hora de abordar cualquier tarea de una manera focalizada. Evitarás mucho estrés y una tarea complicada resultará más sencilla con una organización adecuada.

¿Necesitas alguna estrategia más?

En nuestro post “Me desconcentro y no lo sé. Toma conciencia: Los palitos” ya os adelantábamos la estrategia de los palitos como ejercicio para la toma de conciencia de nuestra falta de concentración. Tal y como decía nuestro anterior artículo: “la concentración se trabaja” y es por esto por lo que os queremos mostrar algunas alternativas más.

CONTAR PALABRAS

Busca una revista o un libro que tengas a mano y cuenta las palabras de un párrafo largo. Es importante que no utilices ningún objeto que te sirva de ayuda, sólo tus ojos. Después intenta con otro párrafo, para finalmente contar todas las palabras de una página.

CONTAR NÚMEROS

Ahora puedes intentar realizar una cuenta hasta 100. Cierra los ojos y concéntrate en visualizar el paso de un número a otro. Cuando un número desaparezca de tu mente, cuando se esfume, pasa al siguiente y di su nombre en voz alta. Continúa así hasta llegar a tu objetivo.

EL DESAYUNO

Levántate, dúchate y prepara un rico desayuno que te servirá al mismo tiempo para empezar el día con tu mente focalizada. Siéntate en un lugar tranquilo con tu desayuno (sin móviles ni televisión) y centra toda tu atención en él: los sabores, los aromas, las texturas… De esta manera te concentrarás en el momento presente y empezarás el día con buen pie.

SENTIR LOS AROMAS

Mientras pasees por un parque, por el mercado, por el campo… céntrate en los aromas que te envuelven, después de un tiempo elige uno que te atraiga especialmente e intenta retenerlo en tu memoria. Podrás observar cómo la intensidad del aroma va creciendo a medida que tu mente pone su atención en él.
Algo muy similar puedes hacer con los sonidos. Focalízate en captar los sonidos que te rodean y diferenciarlos unos de otros, no intentes pensar en si son o no agradables, sólo siente.

HACER UNA FOTO MENTAL

Párate unos minutos delante de un objeto e intenta hacer una observación minuciosa de todos sus detalles. ¿Ya lo tienes? Ahora cierra los ojos e intenta reproducirlo en tu mente con todos sus pormenores: su color, su forma, sus texturas…

Estas son solo algunas actividades que puedes poner en práctica para mejorar tu atención y focalizar tu mente. Quizá conozcas algunas otras. ¿Te gustaría compartirlas con nosotros? Estaremos encantadas de ponerlas en práctica.
Y recuerda que en La Llibreta tenemos muchas actividades para niños y para adultos que te ayudarán a poner tu mente a punto y sacar el máximo rendimiento a tu día a día y a tu estudio como son nuestras clases de repaso escolar y talleres educativos como yoga y mindfulness.

Artículo escrito por nuestra #súperProfe: Sonia Mota Pérez.

Top
Garantía de
calidad
Excelente
4,9/5
Profesores altamente cualificados y experimentados